Publicado: 21 de Noviembre de 2018

El volante Bimasa, también llamado volante de inercia, es una pieza que se encuentra situada en el extremo del cigüeñal. Su cometido es regular el giro del cigüeñal. Unido al volante motor se sitúa el embrague, transmitiendo el movimiento del motor a la caja de cambios y, posteriormente, a las ruedas.
Los Volantes Bimasa se desarrollaron para hacer frente a la escalada de par motor y potencia, especialmente a bajas revoluciones. La creciente preocupación por el medioambiente y la aprobación de normativas más estrictas han ido marcando el desarrollo de las nuevas motorizaciones, más eficientes, de menor cilindrada -algunas incluso con 3 ó 2 cilindros-, y capaces de ofrecer mayor par motor y potencia a bajas revoluciones. La contrapartida ha sido un incremento en el nivel de vibraciones que los discos de embrague tradicionales son incapaces de absorber. Es ahí donde los Volantes Bimasa juegan un papel clave, haciendo más viables estas mecánicas.