Publicado: 16 de Octubre de 2018

Todo motor requiere tres elementos imprescindibles para el funcionamiento de este: combustible, aire y aceite. Cada uno de ellos debe estar libre de suciedad y partículas que podrían dañar el motor e impedir que el vehículo funcione de forma apropiada.
Para cada uno de ellos hay tres filtros disponibles en un motor que corresponden a cada uno de los elementos mencionados. Pues bien, el buen mantenimiento de cada uno de ellos hará que la vida del motor sea más o menos duradera y que su rendimiento sea mayor o menor.

Los filtros se encargarán de conservar el motor, disminuir el consumo y de no dañar el medio ambiente por un motor que funciona en malas condiciones.