El origen del neumático
El origen del neumático

Actualmente existe una oferta de neumáticos en Tenerife muy amplia, pero no siempre ha sido así. Los vehículos tal y como los conocemos no serían nada sin los neumáticos. Pero como cualquier otro elemento, estos tienen su origen y no siempre han existido.

La oferta de neumáticos en Tenerife ha ido variando y aumentando según pasaba el tiempo. Los neumáticos han ido sufriendo variaciones con el fin de progresar en su rendimiento.

Fue una empresa, hoy en día conocida por todos, la primera en descubrir el proceso de la vulcanización del caucho, que daría lugar a la fabricación de neumáticos en el año 1839.

Otro conocido fabricante, veterinario escocés residente en Irlanda, fue el que logró fabricar por primera vez el primer neumático en el año 1887. Este diseñó una cámara de aire que iba envuelta en un algodón pegado y clavado a una llanta de madera. Fue en 1888 cuando patentó este revolucionario invento.

Posteriormente dos hermanos muy famosos inventaron el primer neumático desmontable, pudiéndolo adaptar al mundo de los vehículos.

Ya en 1910 los neumáticos se equiparon con un aro de metal en su talón, algo que mejoraría su rigidez. Quince años más tarde, los alemanes le pusieron el caucho sintético. Y en 1920 la tela que los cubría desapareció, sustituyéndose por tejidos de cables sin trama.

Uno de los fabricantes más famosos de neumáticos creó en 1937 la primera carcasa de acero. Fue este mismo quien en 1946 inventó y patentó el neumático radial, que es a día de hoy el que se ha ido fabricando por las distintas empresas de neumáticos.

Ya después, con el paso de los años, fueron inventando los neumáticos sin cámara de aire, los neumáticos sin clavos, los neumáticos sin aire, etc. Hasta llegar a la numerosa variedad con la que contamos en la actualidad.

Desde Talleres Speed te ofrecemos lo mejor del mundo del motor.

haz clic para copiar mailmail copiado