Está claro que la función del filtro es purificar los elementos que los atraviesan. Pero ese trabajo precisamente los desgasta e incluso puede romperlos. Y cuando esto ocurre las impurezas que queríamos eliminar pasan a donde no deben, haciendo inútil su trabajo. Por ello es importante mantenerlos en buena forma, sustituyéndolos cuando el profesional aconseja.
Básicamente los filtros principales y que mas atención requerirán son cuatro: aceite, aire, combustible y habitáculo, también llamado de polen o antipolen.

Publicado: 30 de Agosto de 2018